Tus fisioterapeutas de Hernias Discales en Málaga

La experiencia nos avala como expertos en fisioterapia de hernias discales. Para nosotros su satisfacción es fundamental, combinamos las técnicas manuales y tecnológicas para que consiga los mejores resultados.

Cuando hablamos de hernias una de las primeras cosas que pasa por nuestra cabeza es dolor, pero normalmente no es así. Las hernias discales por sí mismas no van a provocar dolor, a no ser que ésta contacte con un tejido cercano, y ya sea por compresión mantenida o fricción acabe provocando dolor, pero será esta otra estructura la que lo produzca, no el disco herniado. La hernia discal es un proceso degenerativo que como en todos los casos puede hacer aparición a una edad mas pronta o tardía, en función del buen o mal uso que se le haya dado a la zona en cuestión. De igual manera todos tendremos hernias en un futuro, pero lo más importante es que muchos ya las tienen y de momento no lo saben, porque hernia no es igual a dolor. Recuerda:

 

Acudir a un profesional especializado en hernias discales, además de hacer revertir tus lesiones, te ayuda a evitar que sigan su proceso.

masaje relajante en malaga

¿Qué es una hernia discal?

Una hernia, en general, es la salida del material interno fuera de su ubicación normal, generando un abombamiento de la superficie del mismo. Esto sucede cuando se produce la rotura del tejido externo que contiene el tejido interno, dejando salir a este último y normalmente formando un abultamiento en la continuidad de la superficie de la estructura.

 

En el caso de las hernias de disco, encontramos un anillo formado por un tejido fibroso que contiene en su interior al llamado núcleo pulposo. Este, en función de la posición de la vértebra superior e inferior, tenderá a propulsarse en la dirección que estas marquen, lo cual en un principio es algo normal que no provoca ningún tipo de alteración.

¿Qué es una hernia discal?

Una hernia, en general, es la salida del material interno fuera de su ubicación normal, generando un abombamiento de la superficie del mismo. Esto sucede cuando se produce la rotura del tejido externo que contiene el tejido interno, dejando salir a este último y normalmente formando un abultamiento en la continuidad de la superficie de la estructura.

 

En el caso de las hernias de disco, encontramos un anillo formado por un tejido fibroso que contiene en su interior al llamado núcleo pulposo. Este, en función de la posición de la vértebra superior e inferior, tenderá a propulsarse en la dirección que estas marquen, lo cual en un principio es algo normal que no provoca ningún tipo de alteración.

Preguntas frecuentes

Preguntas frecuentes

¿Cómo se produce una hernia discal?

Cuando la presión sobre el núcleo pulposo, que se encuentra entre las dos vértebras, y a su vez se produce presión sobre el tejido circundante, se mantiene durante mucho tiempo, provoca que el anillo se vaya desgastando y el núcleo cada vez esté más cerca de las capas más externas del mismo. Es entonces cuando se produce la hernia. En una fase previa a esta hablaríamos de protusiones, cuando la salida del material es menor. La mayoría de hernias de origen postural son posteriores, es decir, el núcleo se desplaza hacia atrás, debido a la posición vencida que la mayor parte de personas adoptan en su día a día.

¿Se pueden curar las hernias discales?

Una hernia puede revertirse en ocasiones y en otros tantos se puede evitar que siga su progreso. Este cambio no es inmediato y requiere de cierto tiempo durante el cual se deben hacer modificaciones sobre determinados aspectos que hayan dado origen al problema y mantenido hasta la fecha.

¿Cómo se cura una hernia?

Como ya hemos comentado anteriormente, las hernias discales como tal no duelen, únicamente aparecen síntomas cuando llegan a contactar sobre otro tejido, como ligamento o nervio, llegando a comprimirlos y/o irritarlos. Partiendo de esa base, podremos aliviar los síntomas en muchos casos o evitar que estos aparezcan si se inicia un tratamiento preventivo. Para ello es fundamental cambiar hábitos posturales, como por ejemplo al estar sentado, que es la postura que muchas personas mantienen durante gran parte del día, así como fortalecer determinados músculos que nos ayudarán a gestionar mejor el peso que cae sobre nuestras vértebras, haciendo que este no genere tanto estrés sobre los discos vertebrales.

¿Por qué tratarme con vosotros?

Nuestra amplia experiencia con pacientes que acusan este tipo de patología es la mejor garantía de nuestro trabajo. A diario trabajamos con personas que directa o indirectamente sufren algún problema relacionado con su columna vertebral, con las cuales intentamos trabajar 3 aspectos fundamentales para el buen pronóstico del tratamiento. Creemos fundamental hacer al paciente partícipe de su rehabilitación, ya que de esta manera los resultados obtenidos serán mucho mejores y en un periodo de tiempo más corto. Para ello queremos que nuestros pacientes estén correctamente informados de su situación, eso los convierte en mejor preparados para iniciar el proceso de cambio que les ayude a recuperar una vida sin dolor.

 

Por otro lado, la combinación de una correcta y amplia historia clínica, junto con una valoración pormenorizada nos dan la información necesaria para conocer el estado de partida, así como el origen del mismo. A partir de ahí nuestro tratamiento, siempre personalizado, iniciará el proceso de modulación de los síntomas, además de la combinación con ejercicios de control motor y de movilidad, para completar la rehabilitación que permita al paciente volver a vivir sin dolor.

No esperes más,
pide cita ahora

Debe aceptar la política de privacidad.

terapia suelo pelvico fisio

No esperes más,
pide cita ahora

Debe aceptar la política de privacidad.