✅ Consulte nuestra promociones para tratamientos prolongados.

Promoción activa:Precios especiales por tratamientos prolongados

Especialistas en rehabilitación en la 3ª edad

Fisioterapeutas colegiados con amplia experiencia

En cantidad de ocasiones, personas que necesitan tratamientos de fisioterapia no pueden optar a él por déficit de movilidad o incapacidad.

Desde hace años venimos tratando a multitud de pacientes mayores con diferentes estados de salud, enfermedades y limitaciones, pero si algo tenemos claro es que si la persona quiere mejorar, nosotros podemos ayudarle.

Nuestro equipo está especializado en el tratamiento de las alteraciones que afectan a la tercera edad y discapacitados para ayudarles a alcanzar su recuperación. Y es que la salud y la capacidad no deben depender de lo que diga la fecha de nacimiento, sino del nivel que uno quiera alcanzar.

Nuestra clínica dispone de servicio de fisioterapia a domicilio para este tipo de situaciones y con un precio adaptado a las necesidades del paciente.

 

Recibir fisioterapia a domicilio de un buen profesional, además de hacer que tus lesiones desaparezcan de manera más rápida, te ayuda a evitar que aparezcan.

¿Quieres pedir una cita?

    He leído y acepto los términos y condiciones de la política de privacidad.

    Ventajas de la fisioterapia a domicilio

    La fisioterapia alberga tantos tratamientos como patologías existen, y en algunos casos, ya sea por la gravedad del problema o por la edad del paciente no es posible que este se desplace hasta la consulta para recibir tratamiento.

     

    Déficit de movilidad o caídas recurrentes, fracturas graves que requieren inmovilización prolongada, como una fractura vertebral, o accidentes cerebrovasculares como el ictus, son algunos de los casos que encontramos habitualmente, los cuales requieren una atención inmediata por parte del fisioterapeuta, pero que en la mayoría de casos los afectados se encuentran con la barrera de no poder desplazarse hasta una clínica.

     

    En CS fisioterapia somos conscientes de ello, por lo cual hemos establecido un servicio de fisioterapia en el hogar para cubrir de la mejor forma posible las necesidades de nuestros pacientes.

    Ventajas de la fisioterapia a domicilio

    La fisioterapia alberga tantos tratamientos como patologías existen, y en algunos casos, ya sea por la gravedad del problema o por la edad del paciente no es posible que este se desplace hasta la consulta para recibir tratamiento.

     

    Déficit de movilidad o caídas recurrentes, fracturas graves que requieren inmovilización prolongada, como una fractura vertebral, o accidentes cerebrovasculares como el ictus, son algunos de los casos que encontramos habitualmente, los cuales requieren una atención inmediata por parte del fisioterapeuta, pero que en la mayoría de casos los afectados se encuentran con la barrera de no poder desplazarse hasta una clínica.

     

    En CS fisioterapia somos conscientes de ello, por lo cual hemos establecido un servicio de fisioterapia en el hogar para cubrir de la mejor forma posible las necesidades de nuestros pacientes.

    Preguntas frecuentes

    Preguntas frecuentes

    ¿Cuánto dura una sesión?

    Unos 50-55 minutos aproximadamente.

    ¿Nos podéis ayudar?

    En un gran número de casos, la fisioterapia puede ayudar a que la persona mejore sus condiciones, ya que detrás de muchas de las situaciones que hoy en día sufren las personas de más de 65 años existen unos factores comunes, como la falta de fuerza o de movilidad, dando como resultado la pérdida de capacidades para la realización de patrones de movimientos básicos. Esta situación mantenida en el tiempo puede llegar a producir un efecto en cadena, haciendo que otros sistemas del organismo funcionen de manera alterada, dando como resultados estados de mayor dependencia.

     

    Por ejemplo son muy comunes a partir de esta edad las intervenciones en cadera y rodilla por fractura o degeneración, con la consiguiente pérdida de fuerza, funcionalidad y aumento del miedo que aparece en estos procesos, especialmente si han sido provocados por una caída.
    Las caídas son otro frente muy habitual. Personas que han sufrido varias caídas en corto espacio de tiempo, aún no habiendo provocado daño, si que están indicando que algo no está funcionando como corresponde. Falta de fuerza, inseguridad, problemas de coordinación o desequilibrios suelen estar detrás de estos casos.

     

    En casos como estos es fundamental plantear una línea de trabajo que logre potenciar las capacidades básicas perdidas, así como la aplicación a las actividades diarias para que así la persona pueda retomar su vida tal cual era antes.

     

    Como cada caso es único, el camino más directo es consultarnos para que estudiemos su caso y en función de ello plantear si podemos ayudarle y de que manera lo haríamos.

    ¿En qué situaciones es recomendable la fisioterapia a domicilio?

    Cualquier persona mayor de 65 años con bajo nivel de actividad, y en mayor grado si tiene algún diagnóstico médico, debería de trabajar con algún programa de fisioterapia activa para minimizar su afectación y mejorar o mantener sus capacidades.

     

    De manera más concreta estos casos son situaciones en las que la fisioterapia es el camino a seguir:

     

    • Fracturas (cadera, hombro, tobillo…)
    • Dolor lumbar
    • Mareos
    • Debilidad general
    • Dificultades para la marcha 
      • Inestabilidad
      • Facilidad para tropezar
      • Enlentecimiento
    • Caídas (con o sin consecuencias)
    • Pérdida de la capacidad de reacción de movimiento
    • Dolor de larga duración
    • Edematización de miembros inferiores
    • Dolor articular/Artrosis
    • Pérdida del rendimiento físico

    ¿Cómo podéis ayudarnos?

    Cada caso tendrá sus particularidades y así tendremos que hacer un traje a medida para cada uno de nuestros pacientes, pero en casi todos ellos existen unos factores comunes que van a ser de gran influencia para su estado:

     

    • Diagnósticos médicos 
    • Creencias acerca de su salud
    • Falta de actividad/Debilidad
    • Alimentación

     

    En el mayor número de casos tenemos dos focos principales sobre los que trabajar: dolor y funcionalidad.

     

    Se trata de maximizar las capacidades del organismo y eliminar la respuesta de dolor, por lo que valorando el punto de partida y planteando los objetivos a corto, medio y largo plazo que quieran lograrse, realizamos una propuesta de trabajo con una dosificación semanal, donde parte de ella se realizará con el fisioterapeuta y otra de manera independiente o con ayuda de algún familiar si fuese necesario, para así maximizar los efectos del tratamiento y alcanzar las metas en el menor tiempo posible.

    ¿Y si empezamos a trabajar antes de que aparezca el problema?

    Ya dice el refrán que “más vale prevenir que curar”, y este caso no es una excepción.

     

    Cualquiera, independientemente de la edad, podemos sufrir un percance que dé como resultado una fractura que nos deje en cama durante unas pocas semanas, pero si es cierto que tanto la probabilidad de caída, como el pronóstico de recuperación van a mejorar cuanto mejor estado tuviese la persona.

     

    Tampoco necesitamos ir a algo tan drástico como una caída. La actividad cotidiana también puede ser origen de algún dolor/incapacidad, ya sea un dolor lumbar al querer levantar algo del suelo, o de hombro al limpiar los cristales. Son señales de que el cuerpo no es capaz de tolerar ese tipo de movimiento o trabajo, pero no por que tengamos X años, sino por que hemos perdido la capacidad de hacerlo y el cuerpo se resiente.

     

    Hablando de capacidades y su pérdida, una de las más reseñables es la de no poder levantarse del suelo en caso de un tropiezo. De hecho, sentarse y levantarse del suelo es un test usado como indicador de esperanza de vida, pero sobre todo esta incapacidad puede crearnos una situación nada agradable para el que la viva, pasando incluso horas hasta que alguien acuda en su auxilio.

     

    Para todos estos casos y muchos más, el trabajo con un programa de rehabilitación activa específico va a suponer una minimización de las probabilidades de sufrir las alteraciones que comúnmente sufren nuestros adultos mayores, que realmente no lo son por la edad que tienen, sino por el desuso y las complicaciones derivadas de otras patologías.

     

    Mantener el cuerpo fuerte, activo, móvil y con capacidad es la mejora forma de mantenerse alejado de sucesos que puedan llevarnos al dolor y la pérdida de nuestra autonomía.

     

    Envejeces por que dejas de hacer cosas, no por que cumplas años.

    No esperes más,
    pide cita ahora

      He leído y acepto los términos y condiciones de la política de privacidad.

      No esperes más,
      pide cita ahora

        He leído y acepto los términos y condiciones de la política de privacidad.